Fundación Prolibertas junto con Fundación Familia Trinitaria Perú, está llevando a cabo desde el pasado mes de enero, el proyecto Formación y capacitación en buenas prácticas en salud mental y liderazgo para prevenir la violencia de género construyendo una cultura de paz. Lima, Perú. Este proyecto está cofinanciado por el área de Cooperación del Ayuntamiento de Córdoba.

El objetivo es luchar contra la pobreza, contribuir al fortalecimiento del liderazgo y a la participación social y económica de la mujer, dentro de la intervención que se viene realizando desde hace años con mujeres atendidas por casos de violencia de género en las diferentes Obras Sociales, que lleva a cabo la Asociación Familia Trinitaria Perú en la ciudad de Lima, dentro del barrio de Los Chorrillos, en el Asentamiento Humano 1º de Octubre; el cual cuenta con una población de más de 16.000 habitantes de las cuales un 51% son mujeres.

Actualmente Perú está experimentando un continuo incremento de la violencia ejercida sobre la mujer y, según los datos de seguimiento sobre feminicidios en base a los datos recogidos por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, durante el año 2018 se registraron 149 casos de muertes de mujeres por razones de género; y siendo ya más de 100 las registradas durante el año 2019.

Estos datos tan dramáticos, dejan vislumbrar otras situaciones de violencia, psicológica y/o física que se viven a diario en las diferentes zonas del país y ciertamente dentro del barrio donde a través de la acción de la Fundación Familia Trinitaria Perú se interviene.

De esta forma, se ve la necesidad de realizar este proyecto de prevención y tratamiento de distintas formas de violencia de género, actuando a través de dos ejes:

  • Género en desarrollo.- promoviendo y fortaleciendo las capacidades de las mujeres, dotándolas de herramientas de empoderamiento y, superación en el desarrollo de las mismas.
  • Crecimiento Económico.- informando, formando y fortaleciendo para el empoderamiento de iniciativas económicas y, desarrollar sus propios espacios de micro emprendimiento propiciando el desarrollo integral de la mujeres y su familia.

Las personas que se están atendiendo son, en su mayoría, víctimas de violencia de género, física y psicológica, con cargas de familiares, bajo nivel académico e  insuficientes ingresos económicos.

Desde el comienzo del proyecto hasta el mes de julio se han atendido a un conjunto de mujeres con edades comprendidas entre los 25 y 55 años en situación de vulnerabilidad las cuales han participado de talleres que han promocionado el desarrollo de habilidades personales, entre las cuales se encuentran la autoestima y la mejora del autoconcepto, dotándoles a su vez de un espacio propio que genere confianza en sí mismas y a partir de este, se les permita contar con un espacio de desarrollo y crecimiento personal.

También se ha habilitado un espacio de trabajo mixto, donde a través de una metodología alternativa, se están generando nuevas formas de relación intergénero sustentados sobre el respeto e igualdad en las relaciones.

El trabajo que se realiza con estos grupos, no puede hacerse de forma independiente a un trabajo en sensibilización con la población en general, por lo que para ello, se participa dentro de las diferentes acciones que se organizan a nivel local junto con otros grupos sociales del barrio con los que se colabora.

El compromiso en el trabajo por la igualdad de género y por el fortalecimiento de los derechos de las mujeres es una apuesta común en la forma de trabajo que ambas entidades realizamos y para las que además contamos con el compromiso de las entidades públicas como el Ayuntamiento de Córdoba que apoya proyectos de Género en el Desarrollo.

Deje su comentario